Project Description

Santa Bárbara; La tradición cristiana nos remonta a un nacimiento en Nicomedia en el siglo III, cerca del mar de Mármara. Bárbara fue hija del Rey Dióscoro, una persona de mal corazón, enemigo del cristianismo y autor de su encierro en la torre.

Existen muchas versiones sobre la vida de la santa, unas apuntan, que su encierro fue para evitar el proselitismo cristiano; Otras el celo del Rey, para librar a su hija de la seducción de los hombres.

En la ausencia de su padre por uno de sus viajes, Bárbara que optó por el catolicismo, mandó a construir una ventana más a las dos que ya tenía la torre donde permanecía, como símbolo de la Santísima Trinidad.

Su padre supo el significado simbólico de esas ventanas y se enfadó, tanto que intento matarla. Bárbara huyó, pero a pesar de eso no pudo evadir su destino.

Su martirio fue el mismo que el de San Vicente Mártir, fue atada a un potro, flagelada, desgarrada con rastrillos de hierro, colocada en un lecho de trozos de cerámica cortantes y quemada con hierros candentes, tras ese duro maltrato que sufrió, fue su padre quien la envió ante el juez, que dictó la pena capital por decapitación.

El mismo Rey Dióscoro la decapitó en la cima de una montaña, luego que un rayo lo alcanzara, dándole muerte también.

La vida de la santa es poco documentada, pero eso no impide que cada año, el 4 de diciembre los fieles celebren su día. Es representada con un manto rojo, el caliz de la sangre de Cristo, una rama de olivo, corona y espada en mano, como símbolo del martirio.

Santa Bárbara es patrona de los artilleros, armeros, mineros, prisioneros. Sus fieles, piden a la virgen protección contra la injusticia, la envidia y los malos ojos y fuerza para emprender acciones peligrosas y vencer sobre sus enemigos.

A Santa Bárbara le piden todos los que tienen fe, sus fieles u otras personas, que se encuentran en una situación desesperada y albergan la esperanza de un milagro en su corazón.

Compártelo en!